¿Está pensando en abrir una consulta privada o en iniciar actividad por cuenta propia? El MEL no es un paso definitivo, es la alternativa a elegir. Descubre por qué.

El producto Estudios Garantizados está formado por dos seguros: el Seguro de Orfandad y el Seguro de Ahorro Garantizado.

La Incapacidad Laboral que está formada por los seguros de 30 Primeros días e Invalidez, garantiza una renta mensual al médico en caso de que sufra...

Incapacidad Profesional Permanente es un seguro específico que cubre al médico con un capital, en caso de estar incapacitado para seguir ejerciendo su especialidad.

...

Noticias

El V Premio Dr. Josep Font logra mejorar la supervivencia de pacientes con cirrosis y hemorragia por varices esofágicas con una nueva técnica terapéutica

El Dr. Juan Carlos García-Pagán (centro), ganador del Premio Dr. Josep Font 2011, con el Dr. Alexandre Darnell (izquierda), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y la Dra. M. Pilar Tornos (derecha), miembro del jurado y vicepresidenta de Mutual Médica.El Dr. Juan Carlos García-Pagán (centro), ganador del Premio Dr. Josep Font 2011, con el Dr. Alexandre Darnell (izquierda), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y la Dra. M. Pilar Tornos (derecha), miembro del jurado y vicepresidenta de Mutual Médica.El V Premio Dr. Josep Font ha recaído sobre el Dr. Juan Carlos García-Pagán, del servicio de Hepatología del Hospital Clínic de Barcelona, por el artículo de investigación "Uso precoz de TIPS (Transjugular Intrahepatic Portosystemic Shiunt, por su siglas en inglés -derivación portosistémica percutánea intrahepática-) en pacientes con cirrosis y hemorragia por varices esofágicas", publicado el año pasado en The New England Journal of Medicine, con un factor de impacto de 53,48.

El artículo galardonado con el Premio Dr. Josep Font 2011 lleva como título "Uso precoz de TIPS (Transjugular Intrehepatic Portosystemic Shiunt, por sus siglas en inglés)" ¿En qué consisten estas patologías y cuál es su prevalencia y situación en nuestro entorno?

La hemorragia digestiva por rotura de varices esofágicas es una complicación frecuente en los pacientes con cirrosis hepática, que requiere ingreso y tratamiento hospitalario en unidades especializadas. Aproximadamente un 20% de los pacientes que la padecen fallecerá como consecuencia de esta hemorragia.

¿En qué consiste concretamente la investigación que ha ganado el Premio Dr. Josep Font 2011?

Hasta la actualidad el tratamiento estándar que se dispone para la hemorragia por varices consiste en aplicar tratamiento con fármacos vasoactivos (fundamentalmente somatostatina o terlipresina) asociado a tratamiento endoscópico de las varices (idealmente ligadura). Este tratamiento combinado es muy eficaz, pero no en el 100% de los casos. Así, en alrededor de un 20% de pacientes este tratamiento fracasa y deben utilizarse medidas de rescate como el TIPS (Transjugular Intrahepatic Portosustemic Shiunt, por sus siglas en inglés –derivación portosistémica percutánea intrahepática-). En esta situación de rescate, el enfermo habitualmente ha presentado ya un grave deterioro de su función hepática o ha presentado otras complicaciones graves (infecciones, insuficiencia renal...) y a pesar de que el TIPS logra controlar la hemorragia prácticamente en el 100% de los casos, el enfermo acaba falleciendo. Desde hace años diferentes estudios han tratado de identificar características clínicas que permitan identificar pacientes con alto riesgo de que fracase el tratamiento estándar y que, por ello, tengan una elevada probabilidad de fallecer. Nuestro estudio seleccionó este grupo de pacientes con alto riesgo de fracaso, utilizando la gravedad de la enfermedad hepática evaluada por la clasificación de Child y la presencia de hemorragia activa en el momento de la endoscopia, que son las variables clínicas más frecuentemente identificadas como predictivas de fracaso. En estos pacientes de alto riesgo pudimos demostrar que la utilización del TIPS lo más precoz posible tras su ingreso mejora de forma substancial el control de la hemorragia y, mas importante aún, logra una mayor supervivencia que el uso del tratamiento estándar con fármacos y ligadura, reservando únicamente el TIPS como técnica de rescate.

En el año 2010 esta investigación se publicó en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine, ¿cómo se consiguió?

Desde el principio, al analizar los resultados de nuestro estudio entendimos que podrían suponer un cambio en la práctica clínica en el tratamiento de estos pacientes y por ello creímos que nuestro trabajo podría tener una buena acogida en una revista de alta difusión como New Eng J Med.

El objetivo del Premio Josep Font es galardonar al autor de un trabajo de investigación que tenga aplicación en la práctica médica, ¿de qué manera piensa usted que cumple su proyecto este requisito?

Nuestro trabajo tiene una importante aplicación clínica ya que propone una nueva actitud terapéutica. Esta es aplicar un tratamiento más invasivo pero también más eficaz a aquellos pacientes que por sus especiales características clínicas tienen un muy elevado riesgo que los tratamientos habitualmente aceptados y utilizados fracasen. Con ello, se logra evitar el fracaso y mejorar la supervivencia de esta población de pacientes.

¿Qué ha aportado o pueden aportar los resultados de este trabajo al mundo de la ciencia, por un lado, y a los pacientes con estas patologías, por otro?

Desde el punto de vista científico confirman que los tratamientos de nuestros pacientes cada vez más deben de individualizarse de acuerdo a las características clínicas de los mismos. Existen pacientes que tienen un riesgo bajo y en los que la hemorragia es fácilmente tratable, pero otros de riesgo elevado que requieren tratamientos muy eficaces aunque puedan tener un mayor coste y sean más invasivos. El aplicar el TIPS precozmente después de diagnosticar una hemorragia por varices en pacientes de alto riesgo se asocia a una clara mejoría en su supervivencia.

¿Cuál es su punto de vista sobre la situación de la investigación médica en nuestro país en relación al resto de países de nuestro entorno? ¿Y más concretamente en el ámbito de la Hepatología?

La investigación médica en nuestro país se encuentra en una situación muy buena y claramente ascendente. La hepatología es probablemente una de las ramas médicas en la que este hecho se cumple de forma más eficaz. Son preocupantes los recortes que se han vivido en estos últimos años y que, si perduran o se agravan, podrían hacer un daño difícil de recuperar a la investigación médica de nuestro país.

¿Qué le representa haber ganado este premio en el ámbito profesional?

Este premio representa un reconocimiento al trabajo y a la dedicación de un grupo de médicos que creemos que no sólo es importante realizar una buena medicina en el día a día, sino también intentar avanzar para mejorar los tratamientos de nuestros pacientes.

¿Actualmente tiene algún proyecto de investigación en marcha?

En la actualidad seguimos trabajando en diferentes aspectos relativos al tratamiento, fisiopatología y diagnóstico de la hipertensión portal y la hemorragia digestiva por varices esofágicas en pacientes con cirrosis hepática y también en otras enfermedades hepáticas más raras que cursan con hipertensión portal, como en el síndrome de Budd-Chiari o la trombosis portal.

'Si se demuestra in vitro que los campos electromagnéticos limitan el grado de adhesión al material protésico, tendremos una nueva arma terapéutica en la prevención de la infección tras la implantación de una prótesis'

El Dr. Lluís Font (izquierda), ganador del segundo accésit de la Beca Mutual Médica 2011, el Dr. Alexandre Darnell (centro), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y el Dr. Alejandro Andreu (derecha), miembro del jurado.El Dr. Lluís Font (izquierda), ganador del segundo accésit de la Beca Mutual Médica 2011, el Dr. Alexandre Darnell (centro), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y el Dr. Alejandro Andreu (derecha), miembro del jurado.El Dr. Lluís Font Vizcarra, del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Parc Sanitari Sant Joan de Déu de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), investigará el "Efecto de los campos electromagnéticos en la adhesión y formación de biofilm del S. epidermis sobre distintos metales".

Su proyecto de investigación lleva como título "Efecto de los campos electromagnéticos en la adhesión y formación de biofilm del S. epidermis sobre distintos metales ¿En qué consiste todo esto y cuál es su prevalencia y situación en nuestro entorno?

La infección, ya sea aguda o crónica, es probablemente una de las peores complicaciones tras la implantación de una prótesis o material de osteosíntesis.

A pesar de los múltiples avances de los últimos años en medidas de esterilidad (uso de escafandra, flujo laminar, etc.) la tasa de infección continúa siendo a día de hoy de entre el 0.3 y el 5% en función de las series, siendo aún mayor en cirugía de revisión.

Actualmente, las medidas que pueden evitar la infección una vez producida la contaminación son la antibioterapia sistémica y la antibioterapia local asociada al uso del cemento. Así pues, la mayoría de estudios se han centrado en las posibles medidas químicas para reducir el riesgo de infección, dejando de lado las posibles medidas físicas.

¿En qué consiste concretamente su proyecto de investigación, que ha ganado un accésit de la XXI Beca Mutual Médica?

Cuantificar la adhesión bacteriana de S.epidermis sobre diferentes materiales metálicos (utilizados habitualmente en COT) al exponerlos a diferentes situaciones electromagnéticas controladas.

¿Qué pueden aportar los resultados de este trabajo al mundo de la ciencia, por un lado, y a los pacientes con esta patología, por otro?

Si se demostrara in vitro que los campos electromagnéticos limitan el grado de adhesión al material protésico, se dispondría de una nueva arma terapéutica en la lucha y prevención de la infección. Además, al ser una medida física y no química, se evitaría la aparición de cepas resistentes a los antibióticos. De esta forma, los pacientes se beneficiarían, al bajar la tasa de infección y evitar las intervenciónes derivadas de la misma.

¿Cuál es su punto de vista sobre la situación de la investigación médica en nuestro país en relación al resto de países de nuestro entorno? ¿Y más concretamente en el ámbito de la traumatología y la cirugía ortopédica?

Personalmente considero que en nuestro país no es fácil poder dedicarse a la investigación; los recursos económicos son limitados y la impresión es que se trata de un privilegio reservado a grupos científicos ya consolidados a los que no es fácil acceder, menos aún siendo un investigador joven.

En traumatología y ortopedia, igual que en la mayoría de disciplinas médicas, no es fácil encontrar tiempo para la investigación, ya que habitualmente no se contempla dentro del horario laboral y por lo tanto requiere renunciar al tiempo libre, que en nuestro trabajo suele ser escaso. Esto, sumado al hecho de que la retribución económica por dicha dedicación suele ser escasa o nula, hace que seamos una minoría los traumatólogos que nos planteamos investigar.

¿De qué manera le ayudarán los 3.000 € con los que está dotado este accésit en su investigación?

Sin duda permitirá financiar parte del material necesario para llevar a cabo el proyecto. Por otro lado, el reconocimiento en sí constituye un incentivo tanto o más importante que el económico para seguir trabajando en la misma línea.

¿Qué piensa de iniciativas como la Beca Mutual Médica?

Es una de las pocas becas que se otorga a proyectos llevados a cabo por especialistas jóvenes, premiando el interés y calidad del trabajo y dejando en un segundo plano el peso de un currículum, que, a fin de cuentas, se obtiene con años de experiencia. Sinceramente creo que es un acierto, ya que suele ser la gente joven (tutelada por investigadores con más experiencia), la que plantea los proyectos más innovadores y la que tiene mayores dificultades de financiación.

Invite a sus compañeros de profesión a solicitar este premio

A todo aquel joven investigador que crea tener un buen proyecto, que no dude EN SOLICITAR esta beca, ya QUE puede aportarle ese empujón económico y anímico necesario para hacerlo realidad.

'El objetivo es aproximarnos a las alteraciones neurobiológicas y genéticas implicadas en el suicidio para una mejor prevención'

La Dra. Maria Giró (centro), ganadora del primer accésit de la Beca Mutual Médica 2011, con el Dr. Alexandre darnell (izquierda), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y el Dr. Mariano de la Figuera (derecha), miembro del jurado.La Dra. Maria Giró (centro), ganadora del primer accésit de la Beca Mutual Médica 2011, con el Dr. Alexandre darnell (izquierda), presidente del Jurado de los Premios a la Investigación Mutual Médica 2011, y el Dr. Mariano de la Figuera (derecha), miembro del jurado.En España, el suicidio supone la primera causa no natural de defunción, por encima de los accidentes de tráfico, según el proyecto de investigación de la Dra. Maria Giró Batalla, del servicio de Psiquiatría de la Corporació Hospitalària i Universitària Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), que ha ganado un accésit de la Beca Mutual Médica 2011 y que lleva como título "Neurobiología, bases genéticas y predictores de riesgo de suicidio en nuestra población de referencia".

Su proyecto de investigación lleva como título "Neurobiología, bases genéticas y predictores de riesgo de suicidio en nuestra población de referencia" ¿En qué consiste este riesgo de suicidio y cuál es su prevalencia y situación en nuestro entorno?

El riesgo de suicidio se relaciona con muchas causas y factores internos y externos que interactúan entre sí antes de la realización de una tentativa o suicidio consumado. Los principales factores identificados son la enfermedad mental (depresión, esquizofrenia, asociadas o no a adicciones), la vulnerabilidad genética y un grupo que llamaríamos factores psicológicos personales (impulsividad, agresividad) y acontecimientos vitales estresantes; la suma de todos estos factores nos haría más vulnerables frente al suicidio.

Por lo que respecta a las cifras, en el mundo mueren al año aproximadamente un millón de personas debido al suicidio (1,4% del total de fallecimientos). En nuestro entorno más próximo las tasas de suicidio son de 7,6 por cada 100.000 habitantes (resultado INE 2008, último publicado), la mitad a las registradas en otros países europeos. Es la tercera causa de muerte, en algunos países de nuestro entorno, en la franja de edad que va de los 15 a los 44 años y la segunda en la franja de edad de los 10 a los 24 años. En España, el suicidio se situó, en el año 2008, como la primera causa no natural de defunción, debido en parte al descenso de los fallecidos en accidentes de tráfico.

¿En qué consiste concretamente su proyecto de investigación, que ha ganado un accésit de la XXI Beca Mutual Médica?

Se trata de un proyecto multidisciplinar en el que intervienen forenses, genetistas y psiquiatras. El objetivo de nuestro proyecto es aumentar el conocimiento sobre los mecanismos que predisponen a la conducta suicida para intentar mejorar el tratamiento y manejo de estos pacientes.

El proyecto consiste en un estudio de asociación transversal de casos controles y se pretende hacer un análisis global de los suicidios consumados de nuestra área de referencia. El objetivo es aportar datos que nos aproximen a las alteraciones neurobiológicas y genéticas implicadas, como por ejemplo a través de la propuesta de nuevos endofenotipos.

El trabajo se hará en coordinación con los tres equipos. Una vez identificado un caso se realizará el análisis a través de tres vías principales: la historia clínica y los profesionales que hayan estado en contacto con el paciente, el estudio genético y las autopsias psicológicas a familiares (método de investigación para recoger información retrospectiva a los fallecidos). Posteriormente se pretende comparar con un grupo control de pacientes fallecidos por otras causas y con otro grupo de pacientes con depresión, pero que no hayan presentado conductas suicidas o parasuicidas en el pasado.

Se realizará el estudio genético mediante la recogida de muestras biológicas, sangre y cerebro de los pacientes que han consumado el suicidio y los pacientes fallecidos por otras causas y sangre de los pacientes con trastorno depresivo sin antecedentes de suicidio.

¿Qué pueden aportar los resultados de este trabajo al mundo de la ciencia, por un lado, y a los pacientes con estas patologías, por otro?

Existen pocos estudios en nuestra población sobre suicidio consumado, por lo que con este estudio pretendemos aportar datos que ayuden a entender mejor la conducta suicida para poder actuar sobre su prevención, estudiando las bases biológicas y utilizando el método de la autopsia psicológica.

Desde el punto de vista clínico, que es el que afecta a nuestros pacientes, el estudio pretende aportar nueva información para identificar mejor el perfil de paciente con más riesgo de cometer suicidio y así poder mejorar el manejo, tratamiento y prevención.

¿Cuál es su punto de vista sobre la situación de la investigación médica en nuestro país en relación al resto de países de nuestro entorno? ¿Y más concretamente en el ámbito de la psiquiatría?

En general, la investigación médica en nuestro país presenta la desventaja, respecto a otros países, de disponer de muchas menos ayudas y subvenciones económicas, y en muchas ocasiones se convierte en una opción vocacional.

En otros países, durante el período de formación del médico, se contempla y se promueve la formación reglada en investigación; aquí, sin embargo, pasa a tener un papel más secundario y depende mucho de cada centro. A pesar de ello, es muy importante continuar con la lucha por la investigación y especialmente en el ámbito de la psiquiatría, en el que todavía quedan muchas áreas del conocimiento por resolver. El cerebro es el órgano más complejo de nuestro organismo y dilucidar su funcionamiento es uno de los grandes retos que tenemos todos por delante. En la Corporació Sanitària i Universitària Parc Taulí existe el convencimiento de que la investigación debe ir de la mano de la tarea asistencial. El estudio de la conducta suicida es una de las principales líneas de investigación desde que se inicio en Sabadell el programa europeo contra la depresión (www.eaad.net), con la participación destacada de la atención primaria, que tiene un papel esencial en la prevención.

¿De qué manera le ayudarán los 3.000 € con los que está dotado este accésit en su investigación?

A pesar de que 3.000 € no es suficiente para subvencionar a los profesionales del proyecto, sí que servirá para la compra de material de laboratorio y complementaremos el gasto del proyecto con otras becas.

¿Qué piensa de iniciativas como la Beca Mutual Médica?

Pienso que es un incentivo muy bueno para los noveles, los que estamos terminando la especialidad y nos interesa seguir en una línea más investigadora. El hecho de que vaya dirigido a residentes de último año y adjuntos jóvenes facilita en gran manera las opciones y es el primer paso para después intentar competir con investigadores de más trayectoria.

Invite a sus compañeros de profesión a solicitar este premio

Animo a mis compañeros psiquiatras a solicitar este premio. Personalmente pienso que nuestra especialidad necesita que todos centremos esfuerzos para entender los mecanismos de funcionamiento normal del cerebro y también las causas de las enfermedades que le afectan y una buena manera de empezar el camino es con este premio. Sin investigación seguiríamos en la prehistoria de la psiquiatría.

Follow @MutualMedica

alternativa-autonomos

Oficina Virtual

BUZONDOCS

infografía inversiones Mutual Médica

Directiva de privacidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "política de Cookies". Saber más

Acepto